15 oct. 2015

SYSTEM OF A DOWN - DEFTONES EN GEBA

Primero, antes que nada, agradezco a la gente de prensa de Fénix Entertainment por las acreditaciones a las nuevas visitas de System Of A Down y Deftones, quienes vinieron conjuntamente el pasado miércoles 30 de septiembre a G.E.B.A., junto a Deny como única banda soporte. Esto es lo que pasó hace unas semanas…

Todos los videos fueron filmados por Laly Obregón de Alpha & Omega Fotografía / Alpha & Omega Producciones:
SOAD “Toxicity ft. Chino Moreno de Deftones”: https://www.youtube.com/watch?v=nL6GpxtPeog



Llegamos justo para el arranque de DENY, una banda que no deja de sorprender y que no sabe lo que significa esa palabra llamada “techo”. Aún con la corriente en contra, comenzaron a calentar el ambiente con “Tras Mis Pasos”, “Resistiendo Golpes” y “La Traición”, canciones un tanto abatidas por el bajo volumen del sonido. Momento antes de que sonara “Documento #2”, varios irrespetuosos impacientes del público comenzaban a gritar el clásico “ole ole System”, y la banda no hizo mejor que responderles a base de su post hardcore furioso y melódico, con “F.A.B.A” y “Documento #3”, en donde Naza, como siempre, sin importarle la dimensión del lugar, se bajó del escenario para pasarle el micrófono y meterse entre la audiencia como nos tiene acostumbrados. Terminaron su set con “Invencible”, dejando en claro porque son una de las bandas más importantes de la música emergente nacional.

Desde el 2011 que no recibíamos la visita de la exquisita banda estadounidense DEFTONES, la cual debo decir, es una de mis agrupaciones preferidas. Comenzando de la misma manera que aquella vez en Malvinas, con la seguidilla del 2010 de “Diamond Eyes” y “Rocket Skates”, era increíble ver como muchísimas personas desconocían su propuesta. Pero para los que si estábamos familiarizados con estos monstruos, Chino estaba dando todo de sí, pese a algunas desafinaciones que vamos a decir que eran por estar al aire libre, y con una banda tan compacta como perfecta que lo acompaña. Extraño el setlist que eligieron, más que nada ante un público frío que no les importaba que estuviesen ahí y otra camada de los presentes que querían escuchar sólo clásicos, el quinteto optó por rarezas como “When Girls Telephone Boys”, la entrañable “Feticeira”, y las más recientes“Tempest”, “Rosemary” y “Swerve City”. Pero como las medias del señor Moreno dictaminan, los de siempre estaban ahí, como “Be Quiet And Drive (Far Away)”, “My Own Summer (Shove It)”, “Knife Party” y “Elite”. Algo muy gracioso que sucedía con aquellos que los veían por primera vez, fue la enorme cantidad de aplausos antes de tiempo ante los amagues de final de canciones que tiene este grupo. Y cabe destacar la perfomance de su frontman, que no solo no paró de hablar durante todo el show, sino que se tiró al público de las vallas, habló en castellano (un tanto mexicano igual), e incluso se mandó una intro de “Come Out To Play” de la excelente película The Warriors, segundos antes de conectarla con “Change (In The House Of Flies)”. Para el final, las rápidas y elocuentes “Engine No. 9” y “Headup”, la cual fue un sorpresivo final para su set. Deftones pasó nuevamente por la Argentina, con la onda de siempre, pero dejando un poco de gusto agrio al no poder apreciarse un show entero de tan magnífica banda. 
Los esperamos con los brazos abiertos y que vuelvan todos los meses.


A eso de las 22:30, SYSTEM OF A DOWN ni siquiera saludaba para entonar el grito de cancha con “I-E-A-I-A-O”, con casi 25 mil personas gritando al unísono las mismas vocales. Tenía muchas dudas acerca de esta banda, que en estudio si bien me divertía, nunca habían generado nada en mí… Grave error. SOAD me enamoró desde el minuto cero con su radiante carisma y su locura inusitada. Se pasaban las canciones y en el campo no cabía un alfiler, con la demencia en una incompleta “Suite Pee”, “Attack”, “Prison Song”, “Know” y la enorme “Aerials”. Pero la fiesta solo estaba comenzando, y los temas no paraban de caer como “B.Y.O.B.”, “Soil”, “Darts”, “Radio/ Video”, “Hypnotize”, “Temper“, “ATWA”, “CUBErt” “Needles”, “Deer Dance”, “Bounce”, “Suggestions” y “Psycho”. Quizás el único momento flojo de la noche fue la altamente reconocida “Chop Suey”, la que con sus escasos casi tres minutos, pasó desapercibida ante los pobres intentos de cantar las estrofas de los asistentes, pero pegadita estaba “Lonely Day”, con un Daron Malakian que no dejó de lucirse durante todo el set. Seguían “Question!”, “Lost In Hollywood”, “Vicinity Of Obscenity” y “Forest“. Ya llegando a la recta final, Serj invitó a Abe Cunningham, baterista de Deftones a tocar “Spiders”, y en “Cigaro” le cantaron el feliz cumpleaños al hijo de Shavo, quien rompió en lágrimas y para fortalecerse pidió que el público dejara todo en “Toxicity”, junto a Chino Moreno. Pero aún quedaba lugar para una más, y esa era “Sugar”, que con todo su éxtasis y euforia, coronó uno de los mejores recitales del año, por parte de dos de las bandas más reconocidas de todo el mundo. System Of A Down hace 10 años que no saca un disco… pero con recitales así, ¿a quién le importa? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario