7 jun. 2016

REVIEWS: ERRA "DRIFT" Y MÁS


Erra "Drift" (2016) Sumerian Records
Género: Progressive Metalcore
Para fans de: August Burns Red, The Human Abstract y Scale The Summit.
Puntaje: 78/100


Arranca "Luminesce" y ya nos damos cuenta que volvió Erra nomás. Siguiendo la misma línea recorrida en "Augment" (2013) y más acrecentada en "Moment Of Clarity" (2014), los yanquis ya la tienen muy clara en esto de hacer metalcore intrincado de proporciones inmensas gracias a una muy versátil manera de componer entre melodías futuristas y una mezcla perfecta de voces gritadas y melódicas. "Drift" no es un paso adelante ni atrás para ellos, ya que siguen nadando en las mismas aguas de siempre, sin muchas intenciones de arriesgar o buscar nuevos horizontes. Por eso tenemos canciones que suenan a refritos de su material pasado, aunque con la particularidad de no saturar ni aburrir, logrando que este factor no importe en lo absoluto. Quizás a estas alturas esperamos mucho más de músicos de tal calibre, pero por ahora la de hacer lo mismo continuamente les viene saliendo bien. Tenemos puntos altos a lo largo de todo el disco, con "Hourglass" y "Continuum" erigiéndose como mis preferidas. Este álbum marca el debut de JT, ex Texas In July al frente de la banda, que quizás este sea el único cambio rotundo, al contar con matices más apropiados al género y no los guturales de antaño. Aún así, Erra se las terminó por arreglar al sacar un buen disco en tiempos en los que parece importar eso nada más, prevalecer con lo mismo y no morir en el intento. ¿El cuarto será la consagración? Lo sabremos en un par de años...


Obscura "Akroasis" (2016) Relapse Records
Género: Progressive Death Metal
Para fans de: el Cynic de "Focus", Necrophagist y The Faceless.
Puntaje: 87/100


Corría el año 2009, y tenía el gusto de toparme con "The Anticosmic Overload" del disco "Cosmogenesis", lejos una de mis obras preferidas del death metal progresivo. El juego de las voces cristalinas, el sonido del bajo fretless y una violencia quirúrgica captaron mi atención desde el primer segundo. En ese entonces, ocupaban esta maquinaria el gran Steffen Kummerer, único miembro original y mente maestra detrás de Obscura, junto a los increíbles Hannes Grossman (Blotted Science), Christian Muenzner (ex Necrophagist) y el tremendo Jeroen Thesseling (ex Pestilence). El modelo 2016 de esta gran banda se ve un tanto cambiado, aunque con el mismo sonido e innovación, de la mano del ya mencionado Steffen, junto al desconocido Rafael Trujillo, Linus Klausenitzer (Alkaloid) y Sebastian Lanser (Edenbridge), formando un nuevo monstruo germano que nos trae a "Akroasis". Desde "Sermon Of The Seven Suns" hasta "Weltseele", las composiciones se van construyendo majestuosamente ante nuestros ojos, con complejas marcas de profesionalidad virtuosa pero sin parafernalia ni ostentación, solo una vulgar demostración de como oficia cada parte en esta máquina. Las voces cristalinas y cuasi autotuneadas continúan presentes, el sonido del fretless golpea cada vez más fuerte en el pecho, mientras que la pesadez y rapidez de la batería se entremezcla con la locura controlada y casi médica de las guitarras, que oscilan entre riffs más cercanos al death metal de los 90's como en "The Monist" para volver a su lugar de nacimiento en "Fractal Dimension". Obscura más que una banda, es un proyecto con un fin que cambia disco tras disco y nos sumerge en una imposibilidad de universos paralelos con sus viajes cósmicos y brutales. Rings Of Saturn, tomá nota.


Spiritual Beggars "Sunrise To Sundown" (2016) Inside Out/ Trooper Entertainment
Género: Stoner Metal/ Hard Rock
Para fans de: Monster Magnet, The Sword y Karma To Burn.
Puntaje: 83/100


Empieza el tema homónimo del disco, y nos planteamos dos cosas. La primera, qué increíble la capacidad de Spiritual Beggars para crear hits, uno atrás de otro. La segunda, ¿qué sería de esta banda sin Mike Amott, guitarrista de Arch Enemy y alter ego de SB? Los 70's nunca se sintieron tan modernos como en "Sunrise To Sundown". Hablar de Spiritual Beggars, es rendirse ante un grupo que desde "Mantra III" (1998), pasando por el magnífico "Ad Astra" (2000) y sus demás producciones, es hablar de perfección stoner en su estado más puro. Once canciones que le rinden culto a la mejor época del rock falopero, desprolijo y psicodélico que no se pueden dejar pasar por alto. Amott incluso se atreve a introducir algunos riffs o armonías un tanto más estructuradas y extremas, como las cabalgatas en "Diamond Under Pressure", el heavy clásico de "I Turn To Stone" o punteos que amagan con brutalizar la propuesta que aparecen a medida que va avanzando el disco. Es sorprendente que habiendo tantos músicos que visitaron Argentina estos años, aún se nos escapa presenciar un show de ellos. Espero que mi grito desesperado sea escuchado y pronto los tengamos por nuestras tierras. Siempre se encuentra vigente que el rock es mejor en Estados Unidos, pero los reto a buscar una banda que suene como Spiritual Beggars en ese país. Esta vez, Europa ganó la partida.  


The Word Alive "Dark Matter" (2016) Fearless Records
Género: Metalcore/ Post Hardcore
Para fans de: Miss May I, Asking Alexandria y Blessthefall.
Puntaje: 30/100


The Word Alive ya pasó su pico de popularidad luego de esos 15 segundos de fama con ese synth breakdown de "2012" de su disco "Deceiver" (2010), y después, comenzó la gran batalla por sobrevivir y mantenerse relevante con los años para una banda más del montón. Y si que les está costando. Y todavía me pregunto como un baterista de la talla de Luke Holland sigue perdiendo su tiempo en esta banda. "Dark Matter" empieza lento con "Dreamer", y por lento me refiero a aburrido, con las voces limpias de Telle predominando, para luego recaer en "Trapped", que también goza de sus 15 segundos con una suerte de break casi nu metal medio original que me hizo levantar el oído por una duración casi inexistente... Y el disco sigue así y así, como intentando sorprender y fallando estrepitosamente en el intento de sonar más radiables y al mismo tiempo buscando una madurez de una manera tan forzada que terminás sin creerles. El otro corte de difusión, "Sellout" lo catalogaría como una de las canciones más flojas en la historia del grupo. Peor es "Piece Of Me", que suena como un "le estamos tomando prestados varios conceptos" a Architects. Tercer disco de estudio para ellos. Escuchen "Deceiver" que al menos te mueve un poco. Para la próxima, diganle a Telle que le deje los gritos a otro si va a realizar una perfomance tan mediocre. The Word Alive es un chiste que se acaba de a poco y que mucha gracia no le estaría causando a nadie. Lo peor de todo, es que cada vez está más cerca su visita a Sudamérica. 

Sunrise Skater Kids "Friendville" (2016) Independiente
Género: Pop Punk/ Easycore
Para fans de: TODO EL POP PUNK Y EL EASYCORE.
Puntaje: 100/100


Tengo que hacer la introducción obvia. Sunrise Skater Kids es el proyecto paródico pop punk/ easycore del comediante core Jarrod Alonge, una de mis principales influencias en cuanto a mi trabajo. El año pasado sacó su primer disco dándole con todo a las bandas más reconocidas de todos los géneros del ambiente, y este año hizo lo mismo, especificándose en el costado más punk y melódico. Para poder hacer la review, va a ser más fácil hacerla tema por tema. Esto es "Friendville", o como Mayday Parade, The Story So Far, Blink 182, Neck Deep y millones más deberían sonar...
El arranque con "Garage Door" con JB Brubaker de August Burns Red como invitado en la guitarra, con todo el cliché de los inicios de cualquier banda del estilo, con claros guiños a las actitudes de los frontman pop punk. Luego "The Catchy One", como el hit de todo disco y las ganas de sacarse de la cabeza ese pegajoso más que pegadizo estribillo busca radio y los tópicos vomitivos de siempre. En "Pit Warrior", le tocaría a Four Year Strong tener el tirón de orejas y el calzón chino, con Dave Stephens aportando su gargante en una hilarante participación via Skype. "Friendville" y la parodia al juego Farmville de Facebook, tira la de los amigos están para siempre que tanto escuchamos disco tras disco. "Rylo Ken", el acústico del disco, está a cargo del mismísimo Kylo de SWVII, mostrando su descontento hacia la Resistencia, su odio a Han Solo y el traidor FN-2187 y su miedo hacia Snoke. "Trigger Warning", mi preferido del disco, con Johnny Franck (productor del disco y ex Attack Attack!), cuenta la historia de un chico que batalla a través de internet por la justicia social, para desembocar en un quilombo metalcore deathcore imperdible. "Exposure Bank", homenajeando a NOFX, descifra los porvenires, pros y contras de haber sido una banda en los 90's. "Rain On My Parade", obviamente para los amigos de Mayday Parade y su "Miserable At Best". "Nothing Special", con Patty Walters de As It Is, continúa satirizando la propuesta, como uno de esos temas de relleno que siempre encontramos en nuestros discos favoritos. "All The Old Things" es un medley plagiando a todas las bandas del género, desde Sum 41, pasando por Fall Out Boy y Paramore, hasta Green Day, entre muchas otras. El final está guardado para "Mother's Milk" y los problemas de crecer que al parecer tienen muchos grupos del género. 
Este tipo se las arregla para hacer mejores canciones que los artistas originales. Mi modelo a seguir lo volvió a hacer. Se viene el EP de Amidst The Grave's Demons "Space Zombies", teman The Devil Wears Prada, For Today, A Day To Remember y Architects...

No hay comentarios:

Publicar un comentario