4 ago. 2016

REVIEWS: ARCHITECTS "ALL OUR GODS HAVE ABANDONED US" Y MÁS


Architects "All Our Gods Have Abandoned Us" (2016) Epitaph/ UNFD/ New Damage
Género: Metalcore
Para fans de: no hace falta.
Puntaje: 87/100


"Nosotros solo queremos ver el mundo arder" y "todos nuestros dioses nos han abandonado" son las dos frases más importantes de este nuevo disco de los grandes arquitectos. Desde "Daybreaker" (2013), Architects viene trazando una línea cada vez más gruesa, entre la fuerza y complejidad de sus composiciones con la ideología y fiereza de las letras cada vez más realistas, o para quien no quiere la cosa, pesimistas, y viceversa. Desde "Nihilist" hasta "Memento Mori", la realidad se torna cada vez más oscura, y si bien, en cuanto a la música hay varias monotonías dando vueltas, las emociones que emergen en la escucha van variando, desde el enojo hasta la emotividad de ver cómo el planeta se destruye ante nuestros propios ojos y no hacemos nada para cambiarlo, y la esperanza se convierte en una adicción que lleva a la muerte a más de uno. "All Our Gods Have Abandoned Us" es un grito de cambio, en el que Sam y compañía levantan la bandera en contra de la iglesia y su religión impuesta, los políticos y sus ansias de expandir el miedo entre las masas, y seis mil millones de personas sin rumbo. Quizás no sea el mejor disco de la banda, teniendo muy en alto el laburo hecho en "Hollow Crown" (2008) y "Daybreaker" (2013), "AOGHAU" es una excelente segunda parte del laburo hecho en "Lost Forever / Lost Together" y seguramente marca el camino que decidió elegir la banda más representativa del género en el mundo. Espero que este disco sirva de excusa para tenerlos nuevamente en el país. 


Toothgrinder "Nocturnal Masquerade" (2016) Spinefarm / Universal
Género: Modern Progressive Metal  
Para fans de: el Mastodon de "Leviathan", el Gojira de "L'enfant Sauvage y el Veil Of Maya de "Matriarch"
Puntaje: 86/100


Posiblemente, la revelación del año. Así sin más. Sin preámbulos. Esa es su carta de presentación. Luego de un EP que pasó algo desapercibido, Toothgrinder puso la vara bien arriba para editar un disco sin tapujos, sin idas y vueltas, solo riffs intrincados, voces diversas y exaltantes, y una manera de componer digna de poner en un cuadrito y mirarla un buen rato al menos tres veces por día. "Nocturnal Masquerade" es una obra extraña, que se sumerge en aguas peligrosas, sin temer encontrarse con alguna piedra, simplemente llevarse todo por delante en ocasiones, y en otras bajar varios cambios para que el agua se convierta en cristalina y calma. "The House (That Fear Built)", "Lace & Anchor", "The Hour Angle" (en su versión 2.0) o "Schizophrenic Jubilee" (tema que le dio título a su primera producción), son algunos casos que denotan la enorme diversidad de un grupo sin límites y que tampoco busca ponérselos. Algunos fans acérrimos del metal van a mirar con ojos extraños las ideas de estos muchachos, y creo que el mote de "solo para gente abierta" encuadra perfecto con sus intenciones. Solo hay que dejarse llevar y cerrar los ojos, acá vas a encontrar la violencia más rara que te imagines.  


Signs Of The Swarm "Senseless Order" (2016) Independiente
Género: Deathcore
Para fans de: Enterprise Earth, Iconoclast y Sanzu
Puntaje: 60/100


Al escuchar "Evacuate", la intro, el primer pensamiento que surge es: "todo muy lindo, pero es igual a todas las introducciones de todos los otros 35208713 discos de deathcore" y las expectativas bajan gradualmente al instante. Pero, oh sorpresa, con los temas en general, la balanza se inclina un poco para el medio y resultado final termina siendo aceptado... pero hasta ahí. Signs Of The Swarm editó este primer intento de maldad versión primera quincena del segundo milenio, en donde todos los parámetros de siempre dicen presente una y otra vez, y eso es lo que termina cansando. Ojo, tampoco hay que buscarle vueltas de tuerca a todas las bandas del género, pero lo cuadrado y el apego al death metal tradicional no termina de convencer, dejando un producto algo vacío y sin muchas relevancias que inciten a darle más oportunidades. "Senseless Order" lo escuchaste varias veces en otras producciones, lo masticaste, le diste un buen gusto, y al fin y al cabo, o lo tragás de una o lo escupís en algún tacho de basura. 




Krallice "Hyperion" (2016) Profound Lore
Género: Black Metal
Para fans de: Woe, Panopticon y Cobalt
Puntaje: 80/100 


Si, "Hyperion" es meramente un single de tres temas (que a la larga tienen una duración como si fuese un disco o al menos un EP). Pero lo comento porque me puede y mucho lo que está surgiendo en Estados Unidos respecto al black metal. Sus intenciones de destronar a las bandas nórdicas se están llevando a cabo cada vez con más y más relevancia. En fin, "Hyperion", "The Guilt Of Time" y "Assuming Memory" componen lo que es esta pequeña y breve incursión discográfica de los más que interesantes Krallice, que luego de los increíbles "Ygg Huur" (2015) y "Years Past Matter", decidieron acrecentar su potencia hacia lares algo transcurridos en sus otras producciones pero alcanzando una crudeza inusitada como rasposa en cada trémolo picking y ambientes jazzeros dejando espacio solamente para los gritos desgarrados al borde de la locura y la irrealidad. Krallice no experimentan tanto como antes, debido a que a esta altura, tienen su sonido más claro y abismal que nunca, con los blastbeats a la cabeza e himnos de guerra sonando de fondo tras su marcha infernal. Deafheaven creó un sendero que muchas bandas de su país optan por seguir, en donde el género más blasfemo de todos los tiempos, encuentra su punto medio para darle lugar a los sentimientos y pensamientos. 


Disclaimer "The Recluse" (2016) Independiente
Género: Deathcore/ Downtempo
Para fans de: Within Destruction, Shadow Of Intent y Beacons 
Puntaje: 64/100


Un disco que cuenta con invitados de la talla de Andrew de I Am en "King", Josh de Beyond The Shore en "Regression", Troy de Vaen en "N(a)il" y Duncan de Vulvodynia en "Deceit" no puede fallar. Y obviamente que el recurso de tantos invitados concluye con dilatar lo realizado por Disclaimer con este sucesor de "Force Fed" (2015). Tampoco se les podía pedir mucho, lo suyo es el downtempo genérico, lento, blastbeatero por momentos y amagando con el deathcore constantemente en cada 0-0-0 que emana de esos serruchos que llaman guitarras. Eso si, de las otras siete cuerdas (usan de ocho) ni hablemos... "The Recluse" es meramente una alabanza al agite, a la pobredumbre en su estado más moderno y moribundo, con "187" como la oveja negra del grupo en donde se animan a darle un poco más de bolilla al hardcore más beatdown. Aún así, los pibes se las arreglan para mantener las expectativas un poco altas para lo que se viene. El tiempo dirá si arriesgan y se adentran más en la penumbra, o los breakdowns los ahoguen hasta el fondo de algún océano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario