14 sept. 2016

RECITALES: SOILWORK EN UNICLUB


Agradezco a HP Prensa por las acreditaciones para la primera visita de Soilwork a Argentina, en Uniclub. Junto a las locales Cabrero, Witchour, Muerte Sin Gloria y In Element. Esto es lo que pasó ayer en el local de Guardia Vieja...



El comienzo de la noche fue a cargo de IN ELEMENT. "Shapes Of Eternity" (2014) es ya su quinto disco de estudio, y su descarga de death melódico con tintes modernos empezó a ambientar el lugar para todo lo que se avecinaba.
Después, llegarían los MUERTE SIN GLORIA, ante ya una vasta y buena cantidad de gente para el horario, presentando su primer EP lanzado este año. Su próxima fecha es el sábado 1 de octubre en El Cuervo Bar.
Luego, sería el turno de WITCHOUR, mejor conocidos como "las brujas", y en mi opinión, una de las bandas revelación del metal extremo nacional del último año. Pese a que les costó acomodarse con el sonido, ya que (yo me encontraba del lado izquierdo del escenario) no se podía apreciar la claridad de las guitarras, los temas de su EP "The Haunting" despertaron a más de uno, ya con el local lleno, dedicando su show a la gente que los apoyó y bancó para que tocaran en la fecha. Se fueron con "El Pacto" entre aplausos y avisando que el 29 de octubre van a estar festejando Halloween como se debe.
La última banda en presentarse antes de los suecos, sería CABRERO. Aunque al principio la gente no se copó mucho con su thrash metal bien argento y melódico, ya que la ansiedad por ver a la banda principal se acrecentaba en todo momento, se terminaron despidiendo entre aplausos y dejando el escenario caliente para Soilwork.

20 años les tomó venir a nuestro país, y por sorpresa, quedaron muchos sentimientos encontrados al finalizar el show de SOILWORK. Ante un recinto completamente lleno y un previo intento de "olé olé olé olé Soilwork", los suecos se posicionaron sobre las tablas para dar rienda suelta a "The Ride Majestic", tema que le da título a su último disco lanzado el año pasado. La banda sonaba ajustada, las miradas se iban todo el tiempo a los solos de Sylvain y a las caras de David en cada momento de demostrar su virtuosísmo, mientras Markus y Sven se bajaban una Quilmes a la hora de tocar sus instrumentos, con la particularidad de contar con Bastian, el miembro más joven de la banda, suplantando al legendario Dirk Verbeuren, actual baterista de Megadeth. Pero toda la atención tendría que ser para su único miembro original, Bjorn "Speed Strid". Y acá apareció el problema. Alegando serios problemas de salud y pidiendo que estén con él en todo momento para aguantar el show, y yéndose de a ratos del escenario, dejando a la banda con instrumentales de demostraciones rítmicas y armoniosas, luego de varios temas como "Nerve", "Death In General", "Tongue", "Bastard Chain" y "Rejection Role", Bjorn pidió que le entiendan que no podía dar más debido a su condición y terminó finalizando el show mucho antes de lo estimado, entre disculpas y prometiendo volver muy pronto. 
La sensación ambigua que se formó fue muy fuerte, sobre todo para una banda que demostró ser muy esperada por los fans argentinos. Una lástima. Veremos qué será del futuro y si Soilwork volverá para opacar el sabor amargo que dejaron esa noche de martes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario