3 oct. 2016

REVIEWS: THRICE "TO BE EVERYWHERE IS TO BE NOWHERE" Y MÁS


Thrice "To Be Everywhere Is To Be Nowhere" (2016) BMG/ Variant
Género: Alternative Rock
Para fans de: Brand New, Circa Survive y Thursday
Puntaje: 90/100

Que Thrice vuelva para sacar un disco como este en un 2016 plagado de grandes producciones, lo único que causa es más y más confusión acerca de cómo voy a posicionar mis discos preferidos del año en diciembre / enero. Los estadounidenses volvieron con todo el gancho que los caracteriza, revalidando a "Major / Minor" (2011) para mantener bien en alto una discografía sin fallas y con decenas de canciones memorables. "Hurricane" tranquilamente podría estar en alguna película a lo "Armageddon" (2000) con "I Don't Wanna Miss A Thing" de Aerosmith". Todo en ellos es de proporciones épicas y el navegar en aguas tranquilas por tanto tiempo, logró que volvieran de la mejor manera posible. Thrice nunca fueron considerados una banda del montón y el mantenerse en el anonimato, en la penumbra, en las sombras, ayudó a "To Be Everywhere Is To Be Nowhere" a ser algo más que un disco de un artista de culto. Con diversos contrapuntos que fueron influencia para que grupos como Emarosa viren hacia costados más rockeros, como en "Blood On The Sand", o experimentaciones de la talla de "The Long Defeat" o "Whistleblower" con un aluvión más pesado que seguro les sirvió a We Are The Ocean en su último "Ark" (2015). Thrice es la razón por la que estamos acá. Al menos para mí. Ese divorcio entre el post hardcore y el rock, en donde la madurez te pide un poco más de calma, en vez de un rencor sin sentido. Gracias Thrice. Nuevamente, gracias por tanto. 

A Scent Like Wolves "Frigid Future" (2016) We Are Triumphant Records
Género: Post Hardcore/ Metal
Para fans de: Amongst Heroes, When Cities Sleep y Contentions
Puntaje: 65/100

Cuando me encuentro con una banda que sabe muy bien cuáles son sus limitaciones, me transmite un nivel de humildad que muchas agrupaciones deberían tener en cuenta. A Scent Like Wolves conocen completamente hasta dónde pueden llegar sus composiciones, y hacen todo lo posible para no aburrir. Luego de un primer disco que dejaba bastante que desear como lo era "... And  The Story Goes" (2013), y un EP de transición aceptable "Alternate Lives" (2015), este nuevo renacimiento los muestra más adultos a la hora de escribir y más ajustados a la hora de ejecutar sus instrumentos. Tanteando los ambientes de moda del género, con algo djent y riffs intrincados, sin olvidar nunca la melosidad de las voces limpias ni los punteos con bajadas de tono. "Frigid Future" no desentona con el presente de la banda, e incluso tiene dos o tres puntos relativamente altos, como "Caught In" o "Hands Of Porcelain", donde incluso se atreven a jugar con el metalcore más sincopado posible, para luego volver a caer a la fórmula posible. No hay mucha sorpresa ni mucha cosa por rebuscar, esto es post hardcore versión 2016 en su máximo esplendor. Ah, asusta la onda a lo A Lot Like Birds de la tapa...


Lordis "Thin Line" (2016) Independiente
Género: Doom Downtempo/ Groove/ Core
Para fans de: Falsifier, Denihilist y Deity
Puntaje: 73/100

Un tema que arranque al estilo de "Grave" junto a Devin de Yuth Forever, pone las cartas completamente sobre la mesa. "The Dull End", "Hangman", "Identity Issue" y "Thin Line" terminan por completar un EP retorcido, enfermo y escupe bilis. Sworn In comenzó a construir un camino en donde el nu metal se une al downtempo, y bandas como Lordis siguen sus pasos de la manera más siniestra posible. A lo largo de menos de veinte minutos, "Thin Line" emula lo creado por los ya mencionados Sworn In, hacia aires más doom y grooveros, con la finalidad de impactar en cada breakdown visceral y en gritos desgarrados con letras deprimentes y clásicas del estilo. La particularidad trap y chill, en el costado comercial del género, aparece de la mano de "Identity Issue", que oficia de interludio antes del final. Lordis supera con creces su cometido y mantiene con muchas expectativas para lo que se viene. Hace unos días adelantaron su nuevo single "S//o\\s (Six Of Swords)". Peguenles una escuchada. 




Mars Red Sky "Apex III (Praise For The Burning Soul" (2016) Listenable Records
Género: Psychedelic Stoner Rock
Para fans de: Kadavar, Yawning Man y Glowsun
Puntaje: 86/100

Luego del genial "Stranded In Arcadia" (2014), se podría llegar a pensar que Mars Red Sky había llegado a su techo y que habría que esperar bastante tiempo antes de una nueva incursión discográfica. Pero casi de imprevisto, "Apex III" apareció para diluir esos pensamientos. La inicial "Alien Grounds / Apex III", rinde culto al stoner de la manera más lenta posible, con una canción de dos partes, una más oscura que la otra, que terminan por desembocar en "The Whinery". A lo largo de la placa, completada por "Mindreader", "Under The Hood", "Friendly Fire" y "Prodigal Sun", Mars Red Sky deja bien en claro quienes son los que mandan, a base de miles de cabalgatas de riffs, solos llenos de un wah muy bien utilizado, voces cristalinas y esotéricas, y ambientes fumancheros inexplicables, que te llevan de viaje a los lugares más recónditos del planeta. "Apex III" se introduce en tu mente, y cual parásito sedentario, va comiendo cada hormona de placer musical lentamente, para terminar de explotar en esta obra magistral del stoner psicodélico. Ojalá los tengamos nuevamente en Argentina presentando este gran tercer disco. 


Dependence "Remembering Everything" (2016) InVogue Records
Género: Emotive Post Hardcore
Para fans de: Worthwhile, Conveyer y Secret Keeper
Puntaje: 88/100 

El hardcore emotivo es una de mis mayores debilidades. La emoción en su máximo estado puro, las palabras sangrando sobre la tinta y luego sangrando en la garganta, con el corazón saliendo del pecho y desechando el dolor momento a momento. Dependence es esto y mucho más. "Holding On When Moving On" (2015) los encontraba en parques llenos de rencor, arrepentimiento y angustia, y para este segundo disco, la catarsis se tornó algo más introspectiva, más hermosa y triste. En cuanto a la música, se nota que viraron hacia lares más rockeros y cancioneros, proporcionando las primeras voces limpias de su historia. "Those Three Words" comienza con una bella historia de vida en donde las memorias lo son todo y los recuerdos son cicatrices vertidas como cenizas en chimeneas apagadas. La culpa y el pasado inundan profundamente a estas once canciones, que si bien abarcan casi de lleno la tristeza, en el horizonte se divisa como se alza el sol para traer un nuevo día. Dependence cambió. Mutó. Y les queda perfecto. "Remember Everything" alcanzó el mote de libertad, de un disco hermoso propinado por una banda real y verdadera, valiente y fugaz. La juventud en sus oraciones. El recordar todo, para mañana ser más que ese todo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario