7 nov. 2016

RECITALES: SABATON EN TEATRO VORTERIX


Agradezco a Gaby Sisti por las acreditaciones a la primera visita de los suecos Sabaton a nuestro país en el Teatro Vorterix. Esto es lo que pasó el sábado pasado...



Luego de las presentaciones de ARIADNA'S PROJECT y TWILIGHT, ante la expectativa de casi mil personas y a eso de las 9 de la noche y monedas. SABATON pisaría las tablas del Vorterix para dar cátedra de una hora y media de puro metal heroico y divertido.
Con un sonido algo saturado al principio, pero que después lentamente se acomodó, luego de la intro "The March To War", "Ghost Division" sería la elegida por Joakim y sus compañeros para comenzar con un set prolijo, inolvidable y más que nada, épico. 
Se notó desde el primer segundo el amor a primera vista entre la banda con el público, pasando los temas "Sparta" y "Blood Of Bannockburn", con la característica de darle el primer protagonismo de la noche a Tommy, su nuevo guitarrista, quien se "peleó" con Joakim ganándose los aplausos y risas de la gente para arremeter con "Swedish Pagans" y corear el estribillo mil veces. La buena onda en el escenario no cesó en ningún segundo, con algún que otro acto de demagogia, pero la realidad, es que se les creía completamente a los músicos la felicidad de tocar por vez primera en el país, con el machete de que varias bandas amigas les habían dicho que al público argentino les gusta las canciones rápidas, continuaron con "Carolus Rex", "40:1" y un breve interludio para seguir con "The Lost Battalion", "Far From The Fame" y "Shiroyama". 
En el medio de todo esto, Joakim incluso se animó a tocar la guitarra, con un medley hilarante con las intros de "Smoke On The Water" de Deep Purple, "Run To The Hills" de Iron Maiden a cargo de Chris, el otro guitarrista, y el final con la clara victoria del frontman con "Master Of Puppets" de Metallica. 
Para "Attero Dominatus" el recinto de Colegiales prácticamente se vino abajo, siguiendo con "Resist And Bite", "To Hell And Back", "The Lion From The North" y la falsa despedida a cargo de "Winged Hussars".
Los bises se vieron marcados por el clásico "ole ole" del público, y Joakim regalando sus lentes a un fan que había ido vestido igual que él, luego de deprimirse un poco por su falta de relaciones sexuales debido a su vestimenta. A esa altura, el show ya daba la nota de memorable y fuera de todo lo vivido en un clásico recital de metal, y aparecieron entonces "Night Witches" y "Primo Victoria" para concluir con una noche sin fallas y más que miles de sonrisas.
Esperemos que no tarden diecisiete años para volver, como prometieron. ¡Hasta la próxima Sabaton!

No hay comentarios:

Publicar un comentario