21 may. 2017

KICK FEST: THE AMITY AFFLICTION EN PALERMO CLUB


Agradezco a Tone Barchiesi de Rock & Reggae por las acreditaciones a la primera visita de The Amity Affliction al país, organizado por Kick Fest, en Palermo Club. Esto es lo que pasó el pasado martes...



Los primeros en aparecer en escena fueron los chicos de LEGADOS, quienes se encuentran despidiendo su primer EP "Mil Intentos" y preparando nuevo material para lanzar. Su post hardcore en la vena de Crown The Empire continúa ganando adeptos y sirvió para despabilar a los que habían llegado temprano, que por suerte ya eran bastantes. Su próxima fecha es en Vadenuevo de Morón, junto a Scream Of Glory, Nova, Desvan y Paper Rockets el 2 de junio.
Siguientes a ellos, fueron los SARCASMO, una banda en ascenso de easycore/ post hardcore, ya presentándose ante el recinto casi en su totalidad de asistencia.
Luego, sería el turno de ABBASI, quienes también se encuentran despidiendo su material debut, y tienen preparado un tercer club V el próximo 11 de junio, junto a Curva Sur de Venezuela, Elevate de Rosario y El Silencio Es Tu Derrota.
Cómo último acto soporte, estarían los CORALIES. En las vísperas de su tercera producción discográfica homónima, el Gordo, el Pela, Morel, Charles y el Colo se posicionaron sobre las tablas para dar rienda suelta de su post metalcore tan característico. Sonando "Naufragio", "Poseidón", "A La Tabla", "Alquimia", "Parado En Proa", "El Faro" con el Gordo emulando a Vincent Bennett de The Acacia Strain en varias ocasiones, sobre todo en el interludio downtempo, para finalizar con "Sirenas" ante un público prendido fuego. El próximo 3 de junio van a estar junto a Roma, Clay, Sasha, Shaggis, Obsesionario y los ya mencionados Sarcasmo en La Cúpula de San Justo. 

El momento tan esperado llegaría, en un horario respetado a rajatabla ni bien sonaron las 21:30 de la noche, el quinteto australiano THE AMITY AFFLICTION se subiría a las tablas para comenzar con "I Bring The Weather With Me", de su último disco "This Could Be Heartbreak". Pese a algunos problemas de sonido, sobre todo en el volúmen y mezcla de las guitarras, que perduraron en "Open Letter" y "Lost & Fading", la banda suena más que ajustada musicalmente, aunque con algún que otro problema vocal, sobre todo en el rendimiento de la monotonía de Joel, su frontman. Las voces melódicas de Ahren tuvieron algún que otro altibajo pero pudieron pasar con creces a lo largo del set, y con buenas intromisiones en sus gritos muy tirando para el metal extremo que para el core que los engloba. Y pasadas "Never Alone" y "The Weigh Down", llegaría una de las conclusiones de la noche, al menos en lo personal. The Amity Affliction no transmite nada en vivo, suenan a la perfección pero el sentimiento queda relegado simplemente a los fanáticos más acérrimos que entregan todo desde el comienzo sin esperar nada a cambio. Los cinco cumplirían su propósito pero nada más que eso, con las siguientes "All Fucked Up", "Death's Hand", "Some Friends", "Shine On" y "Fight My Regret". A esta altura, a sabiendas que se acercaba el final, lo repetitivo e insulso de la presentación en vivo decepcionaba un poco, pero al ver la locura que irradiaba el público agitando mucho más de lo debido a puro saltito, algún que otro mosh y mucho celular en las alturas, TAA decidió sacar el as bajo la manga: un poco de demagogia. Todos con camisetas de la selección argentina ante la respuesta mediocre de siempre de nosotros mismos corear el nombre de nuestro país y aplaudir cuando un músico internacional dice una o dos palabras en español. The Amity Affliction se tomó su primera visita con compromiso, dedicación y buen nivel, pero no dejó más que eso, nada memorable ni digno para recordar por mucho tiempo. Solo tachar un nombre más de la lista de bandas a ver en vivo. Una lástima, porque el obvio final con "Pittsburgh", "Don't Lean On Me" y "This Could Be Heartbreak" prometía bastante. Aún así, mientras las masas estén felices con estas visitas que bien sirven mucho para el estándar de recitales internacionales, no termina de impactar propiamente en los corazones de sus seguidores de la manera más debida. 
Por parte de la organización, Kick Fest se puso la camiseta como viene haciendo desde hace dos años, posicionándose como una de las mejores productoras del país. El próximo Kick Fest será el 3 de agosto en Uniclub, con la enorme expectativa de Northlane pisando por primera vez Sudamérica. Allí estaremos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario