4 sept. 2017

YOUTH AGAINST CHRIST: "EL BLACKGAZE ES UN GÉNERO QUE CONSUME MUCHO DE VOS, SINCERO Y ÚNICO"


YOUTH AGAINST CHRIST, o mejor dicho, Gonzalo Nogueras, hace un par de días editó "Unearth", su segundo disco de estudio, y nuevo material de esta one man band de blackgaze argentina. Uno de esos sonidos nuevos que tienen que ser escuchados. Esto es lo que Gonza tiene para decir...



YNIMT: ¿Cómo nació Youth Against Christ? ¿Cuáles fueron tus influencias musicales a la hora de armarlo?

Gonzalo: Creo que YouthAgainstChrist siempre estuvo ahí. En todo proyecto musical que encaré siempre me dediqué de lleno a la composición tanto de música como de letra. Después de que algunos proyectos no funcionaran en formato de banda decidí que era momento de intentar hacer algo por mi cuenta y haber conocido a Marcos de Huszar, fue el empujón que me faltaba. El black metal es un género que se caracteriza por tener este tipo de formaciones donde una sola persona hace todo, pero nunca había conocido a alguien personalmente que lo hiciera y menos que sea de mi país, así que cuando lo conocí a él dije, “si él pudo, por qué yo no?”
Asumo que tengo muchísimas influencias y que cada una aporta algo al sonido de YouthAgainstChrist. Desde The Cure, Sisters of Mercy, JoyDivision, TheDoors a Burzum, Immortal, Mayhem, Behemoth hasta algo más contemporáneo como Deafheaven, Alcest o An Autumn For Crippled Children.

YNIMT: ¿Cómo diste con el nombre del proyecto?

Gonzalo: Varios creen que es por el disco de Altar, pero la realidad es que nada que ver, creo que se me ocurrió en el 2010 y cuando estaba buscando un nombre para el proyecto y este fue el primero que se me vino a la cabeza y decidí que era perfecto para la banda. Fue instantáneo, no recuerdo haber estado mucho tiempo para decidirlo.

YNIMT: El nombre tiene mucho para decir, ¿cuál sería el mensaje que querés dejar con estas canciones?

Gonzalo: "Meraki" es un disco muy personal en cuanto a letras. Justamente “Meraki” significa hacer algo con pasión, dejar algo de vos plasmado, en este caso, en un disco y las letras que están en este primer registro hablan de cosas personales, pérdida de seres queridos, amistades que se alejan, pesadillas. Salvo “Agora” (que habla de Hipatía de Alejandría), el resto de los temas tocan temas personales. En el caso de “Unearth” fue diferente, todos los temas de ese disco se basan en la misma temática, el tiempo. Es un disco con letras muy existencialistas y donde dejo en claro que no existe nada más importante, ni más cruel, que el tiempo. La única excepción en este disco sería “Dragulya” que habla sobre Vlad Tepes. 

YNIMT: En un momento tan rico del blackgaze y del post black metal mundial, en Sudamérica se está dando de que salen bandas hermosas de este estilo, aunque no sean muchas, más que nada porque la mayoría son proyectos unipersonales. ¿Qué pensás del sonido que se está gestando y el por qué de que sean todas oneman band?

Gonzalo: Hay bandas impresionantes en este estilo. Justamente me encanta porque hay una riqueza en cuanto a las armonías, los tiempos, las atmósferas que los temas generan, los sentimientos. Los temas de blackgaze pueden pasar de una violencia extrema a una armonía de lo más dulce y creo que esa variedad de colores es lo que me cautiva del género y hace que no me aburra. Nunca sabés cómo va a terminar un tema, qué forma va a tomar a lo largo de su progresión y creo que eso es increíble y único del género.
Con respecto a qué pienso de por qué la gran mayoría son oneman band, no sé, es difícil dar una respuesta concreta, pero me atrevería a decir que es un género que consume mucho de vos, es algo muy sincero y único y creo que al hacerlo todo una sola persona le da aún más claridad, validez, estás escuchando lo más puro de esa persona.

YNIMT: ¿Cómo fue el proceso de composición de “Unearth”? ¿Cómo lo compararías con “Meraki”?

Gonzalo: “Meraki” se grabó y compuso en exactamente dos semanas. No suelo componer todo y luego grabarlo, más bien una cosa acompaña a la otra. Arranco con un colchón de sintetizadores, voy agregándole las violas y así todo va cayendo. No voy planificando cómo va a ser el tema, el tema en sí se va construyendo solo. Cuando salió el primer disco, después de dos semanas sin descanso, dije, “bueno, de ahora en más voy a tomármelo con más calma”, pero no podía, venía de un ritmo de composición muy intenso y por más que quise ir más despacio, no lo logré. Al mes de haber sacado “Meraki” ya tenía el 80% de “Unearth” armado. Lo dejé descansar un mes más, mes en el que me dediqué a escribir las letras y grabarlas y listo, el segundo disco ya estaba terminado. Así que digamos que no hubo un gran cambio en el proceso de composición. Sí quizás hubo un cambio en el sonido. En “Unearth” agregué muchísimos arreglos de violín, viola y violoncello que me parecieron ideales para darle ese dramatismo que requería el tópico del disco.

YNIMT: ¿Cómo ves la música extrema en Argentina? ¿Qué bandas te gustan y cuál es tu opinión al respecto de lo que está sucediendo en la música emergente nacional?

Gonzalo: Creo que más allá de que muchas bandas nacionales buscan replicar el sonido propio y característico de bandas de afuera, hay bandas que merecen el reconocimiento de la escena local y que no tienen nada que envidiarle a la escena internacional. Tocar hoy en día en Argentina es difícil, y no me refiero solamente a la cuestión de “dónde tocar”, sino a que el músico corre muchísimos riesgos. Por empezar, salís a la calle con un instrumento que por lo general, suele ser caro. Sumale los pedales, quizás llevás un amplificador porque sabés que en la gran mayoría de los lugares los cabezales están arruinados. Salís a la calle con una moneda importante y le pedís a lo que sea en lo que creas que no te pase nada. Y lo hacés con la mejor, a pesar de que el lugar no suele estar bueno, no está preparado, sabés que lo más probable es que el sonidista ni exista. Es todo a pulmón y creo que eso le suma un plus a la música. Sabés que no es algo arreglado, sabés que probablemente no te vayas a salvar con esto, pero lo hacés con la convicción de que esto es lo que realmente te mueve, lo que realmente amás hacer, sino, no lo hacés. 
Y en cuanto a mis gustos de la escena local, bueno, por supuesto está Huszar, "Providencia" es un disco excepcional de principio a final, Dragonauta es otra banda que los escucho desde su Split con Abdullah, Umbría es una excelente banda que conocí hace poco y que también me llamó mucho la atención, Las Huacas también me parecen espectaculares, tanto sonora como visualmente con sus puestas en escena, más allá de que se hayan separado recientemente y próximamente la banda de blackgaze de mi amigo Manu Rivarola, Aware, va a estar haciendo su debut discográfico y les aseguro que les va a romper la cabeza.

YNIMT: ¿Tenés planes de tocar esta música en vivo en algún momento? Si no es así, ¿por qué?

Gonzalo: No, sinceramente ni se me pasa por la cabeza llevar a YouthAgainstChrist a un formato de banda y tocar en vivo. ¿Me gustaría? Si, obvio, pero realmente creo, por el momento, que no sería fiel a lo que la banda representa para mí. Hubo momentos en los que me sentí tentado en sumar personas al proyecto, pero sentí que se perdería la esencia de ser yo quien hace todo, y como te dije antes, considero que este género es algo muy personal y que lo que escuchás soy yo. Por otro lado sé que si llevo esto a un plano físico en determinado momento, y con justa razón, quienes estén conmigo van a querer meter mano en este proyecto y eso ya dejaría de ser YouthAgainstChrist para mí, sería otra banda. 

YNIMT: La última es para que digas lo que quieras

Gonzalo: Muchísimas gracias por el espacio y por fijarse en la banda. Es difícil abrirse camino siendo una oneman band cuyo único medio de difusión es el boca en boca, pero sin embargo es muy gratificante saber que algo que te costó tanto trabajo hacer, al momento que es subido a las redes, está sonando en partes del mundo que ni siquiera podría soñar con llegar a conocer y quizás esa persona que lo escucha hace como yo y dice “yo también puedo” y de ahí puede que surja otra banda del género. Creo que inspirar a una sola persona a agarrar un instrumento y ponerse a hacer algo por su cuenta sería la mayor paga que podría recibir por hacer música.


No hay comentarios:

Publicar un comentario